“Niño brujo”

Cuando un niño es acusado de brujería, la acusación a menudo viene de un tío, abuela, madrastra o padrastro, vecinos o el cura. En muy raras ocasiones la acusación viene de sus propios padres. Pero una vez el niño ha sido acusado de ser un brujo, no hay vuelta atrás. La comunidad pedirá que el niño sea exorcizado de esos “espíritus malvados” durante rituales nocturnos realizados por un cura o los padres llevarán al niño a un doctor brujo, con la creencia de que sus poderes mágicos exorcizarán al niño. Pero estas opciones tienen un alto coste, y la superstición se da mayoritariamente en las áreas más pobres. Los niños son entonces torturados y asesinados. Los padres no pueden hacer nada contra un pueblo entero que demanda que el niño sea torturado hasta la muerte o expulsado de la comunidad. Los padres y la familia del niño acusado corren el riesgo de ser asesinados si permiten al niño quedarse en su casa. Los padres creerán que el niño es brujo si la acusación proviene de un cura. El niños es entonces decapitado, enterrado o quemado vivo, o simplemente golpeado o torturado hasta la muerte.

La creencia en brujas en Dinamarca

No hay que olvidar que la superstición no es “algo africano”. Allá por el siglo XVII, en Dinamarca, las mujeres eran quemadas vivas en la hoguera porque se creía que eran brujas. La mujer acusada (a menudo una mujer mayor con demencia) tenía que confesar su pacto con el diablo y, a través de la tortura, era obligada a confesar sus “conspiradores” (su marido y sus hijos eran quemados vivos también). El último maltrato ilegal por brujería en Dinamarca tuvo lugar en 1897, ¡y la última acusación en 1934! ¡No hace tanto que se creía en brujas en Dinamarca! Así que en vez de señalar con el dedo, juntos debemos hacer un esfuerzo para ayudar a los habitantes de dichas comunidades mostrándoles nuestro apoyo y tratar de iluminar a aquellos que viven en la ignorancia y la extrema pobreza

¿Por qué hay un retraso en el desarrollo en Nigeria? 

H¿Por qué Dinamarca ha progresado? ¿Y por qué la superstición aún reina hoy en día en las zonas más pobres de Nigeria como  en Dinamarca en los siglos XV y XVI? Hay dos razones principales: Ignorancia y pobreza. Donde hay extrema pobreza, también encontrarás extrema ignorancia. Pobreza significa que los niños no podrán permitirse ir al colegio. Cuando un niño no puede ir al colegio, el desarrollo se detiene y ya no hay progreso.

Principales responsabilidades de DINNoedhjaelp

Nigeria es el país africano con mayor índice de niños sin escolarizar: la principal misión de DINNoedhjaelp en Nigeria es educar. Cuando el gobierno nigeriano no destina personal para informar y educar, nosotros debemos, a través de nuestra labor educativa, crear conciencia de la situación e intentar detener la superstición.

Los niños del orfanato de DINNoedhjaelp echan de menos a sus familias. A menudo hablan de sus hermanos, primos, abuelos y padres (o de uno de ellos si el otro ha fallecido). Nuestra mayor responsabilidad es asegurar que los niños mantengan contacto con sus familias. A menudo llevamos a los niños a lo que llamamos “visita a casa”, y es algo que les hace mucha ilusión. Estas visitas son la parte más importante de nuestro programa de apoyo.

Los niños que han sido acusados de brujería a menudo viven marginados en sus propias comunidades: se les tortura casi a muerte, son expulsados del colegio, no se les permite jugar con sus viejos amigos y temen constantemente por sus vidas. Cuando esos niños vuelven a sus familias y comunidades hablando inglés y con un aspecto saludable, fuertes y seguros de sí mismos, dan algo que pensar a toda la comunidad. Se dan cuenta de su propia ignorancia y de que los niños no son brujos. Les demostramos que no hay nada malo con los niños sino que quienes les acusaron de brujería han sido influenciados por el religioso u otros habitantes de la comunidad.

En el orfanato de DINNoedhjaelp en Nigeria todos los niños van al colegio. La educación crea desarrollo, y la escolarización de los niños ayuda a superar su terrible pasado de torturas y abusos. Además de ir al colegio, nosotros trabajamos con los niños cada día a través del canto, el baile, el juego y siendo creativos. Dibujar y pintar son las actividades favoritas de los niños. Ayudan a desarrollar sus sentidos y creatividad. El dibujo y la pintura es una expresión de su espontaneidad e imaginación. Los niños expresan sus mejores pensamientos, memorias y sentimientos a través del juego, la música y el baile.